La Moda Ideal

Es uno de los lugares que uno llevará para siempre en la memoria. Ha visto pasar nuestra infancia, de domingos de Ramos marineros, palma y zapatos nuevos; los maios en la Herrería, llenos de flores y de luz, con nuestros vestiditos de piqué.

Los carnavales, adornados con telas de mil colores para nuestros pequeños disfraces de bailarina, arlequín, soldado o peluche. 

Ha sido testigo de la vuelta al cole, con los cuadros de tartan escocés, azul marino y gris uniforme; el abrigo del invierno y los amorosos forros de borreguito para vestirnos de pastorcitos en Navidad; los estampados florales de primavera, y los cuadros vichy de verano, un clásico siempre de moda.

Nos ha acompañado a las fiestas de fin de año y del verano, con sus alegres lunares, sus sofisticadas telas en rojo rabioso, elaborados encajes y dorados, sedas, brocados y terciopelos. Y los inviernos se abrigaban con la siempre atemporal pata de gallo o el cuadro Principe de Gales.

Fuimos creciendo, y sus tejidos Chanel nos vestían para las ocasiones especiales; la lana fría y el cheviot nos acompañaban al trabajo. 

Las lonetas de rayas amarillo y blanco, azul y blanco o verde y blanco salpicaban de color las tardes de verano junto al mar, en nuestras sillas de playa o de jardín.

Y nuestros hogares se convierten, por un dia, en una trattoria romana cuando hacemos pasta, con  los cuadros bianco e rosso de las telas para manteles de cocina. 

Desde los soportales de la Herrería, La Moda Ideal ha visto pasar nuestras vidas. 

Las de tant@s pontevedreses que, de vez en cuando, entrábamos en ella sólo por el placer de contemplarla -pues fue digna de ver y de fotografiar- y las de tant@s turistas que quedaban asombrados de su belleza, asi como de la variedad de tejidos existente, laboriosa y amorosamente colocados para ser contemplados.

Un incendio fortuito hizo que La Moda Ideal que conocimos dejase de ser la misma, para disgusto de tant@s. Una irreparable pérdida.

Pero, como en la vida, de los momentos más complicados suelen salir obras muy hermosas. Así ha pasado con los grandes composiciones musicales, con la pintura o la escultura.

La Moda Ideal ha vuelto: más joven, más moderna, más luminosa, y con el mismo cariño y buen hacer de su responsable. En la emblemática calle Manuel Quiroga, y, como ha venido haciendo desde 1896, nos seguirá acompañando en nuestras vidas cotidianas con los mejores tejidos y la profesionalidad de muchos años de experiencia en el comercio tradicional -ese que no podemos permitirnos perder, porque sería perder una parte de nosotr@s mism@s-.

No dejéis de visitarla. Le gustará volver a veros. Al fin y al cabo, ha cambiado de look, pero os conoce a tod@s…..

(Imagenes: producción propia mariadellamare.blog)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s