Se acerca el otoño……

Hola a tod@s!!! como lleváis este mes de septiembre? Comienza a notarse el fresco y la bajada de temperaturas, así como la reducción progresiva de las horas de luz. 

La energía corporal que nos ha acompañado durante el verano empieza a reducirse: nos notamos más cansad@s, con más sueño, y un poco menos de energía vital. Se trata de un mecanismo residual de nuestro pasado animal, en el cual nos preparabamos para hibernar durante los meses más fríos del año, donde la supervivencia era un reto, debido a la dureza del clima y a la escasez de alimentos.

Afortunadamente, la evolución de la especie humana ha evitado que volvamos cada invierno a la época de las cavernas y a la hibernacion, aunque sí es cierto que nos van apeteciendo alimentos y bebidas más calentitas, así como algo más de reposo a medida de que nuestra energía comienza a decrecer.

Por eso, en este post queremos proponeros una serie de consejos para afrontar la entrada del otoño de la mejor manera, conservando nuestra energía y preparando nuestro organismo para el invierno.

Es fundamental, como siempre repetimos en el blog, una alimentación sana, que nos nutra y que a la vez responda a nuestras necesidades diarias. Si además nos gusta, muchísimo mejor!!

Nuestra formacion en nutrición y dietetica nos permite proporcionaros consejos adecuados y fundamentados. La salud es lo primero!! 

Apostamos por los productos de temporada: comienza la etapa de naranjas y mandarinas –ricas en fibra y vitamina C-; uvas -llenas de polifenoles y resveratrol, potentes antioxidantes- y granadas -auténticas bombas antiox-. Y todavía podréis encontrar algunos higos frescos, llenos de fibra, carbohidratos y minerales….una auténtica exquisitez, ideales combinados con natural yogur 0%, queso quark 0% y semillas de chia, o en versión salada, con jamón ibérico. 

Entre nuestras frutas preferidas de temporada está la granada: fuente de polifenoles, antioxidantes, vitamina C, potasio y magnesio, es deliciosa, fresca, entretenida y nos recuerda al final del verano!! Disfrutadla este otoño, ya que constituye una buena forma de recuperar el organismo de los excesos solares, así como de fortalecer el sistema inmune.

El consumo de estas frutas contribuye a mejorar el estado general del organismo, gracias a los reguladores que contienen, siempre considerando el resto de la alimentación. 

Ningún alimento, en consumo exclusivo, sustituye a una dieta equilibrada. Constituye un error el alimentarse únicamente a base de un solo alimento o grupo de alimentos, teniendo como consecuencia directa la aparición de carencias nutricionales, que más pronto que tarde se reflejarán en el estado físico y psicológico de cada un@. Cuidate, piensa en ti y alimentate bien!!!

En otoño nosotros no prescindimos de nuestros tres grandes aliados: la cúrcuma, el jengibre y el miso. Ahora analizaremos uno por uno, para que podáis conocer todas sus propiedades.

La cúrcuma es la estrella del trio: procedente de Asia Central, esta especia es conocida y utilizada desde la antigüedad por su poder antiinflamatorio y antioxidante. Tradicionalmente usado en la cocina, actualmente podéis encontrarlo en cápsulas para facilitar su consumo. Mejora el estado general del organismo, colabora al adecuado mantenimiento de la salud orgánica, y, sobre todo, es un potente antiinflamatorio muy utilizado en casos de artritis y procesos inflamatorios crónicos.

A nosotros como más nos gusta es en su versión chai latte; con leche de almendras bien calentita, una cucharadita de postre de cúrcuma en polvo, media cucharadita de jengibre en polvo; media cucharadita de canela en polvo y una pizca de pimienta negra. A quien le guste, puede ponerle un poco de miel. Si tenéis tiempo, el resultado es mucho mejor utilizando cúrcuma y jengibre frescos y canela en rama, todo ello hervido lentamente.

Es una alternativa deliciosa al café de la mañana, y también es muy recomendable para tomar antes de acostarse.

Nosotros lo preparamos con leche vegetal, aunque es posible utilizar leche de vaca.

Las leches vegetales nos gustan mucho, y actualmente la variedad es muy amplia: desde la tradicional leche de almendras -rica en calcio y fibra- hasta la leche de avena, pasando por la de soja o la de arroz con avellanas o nueces. 

Eso sí, debemos indicar que el contenido proteico no es tan elevado como en la leche de vaca -que contiene vitaminas A, D y E y proteínas de alta calidad biológica-.
La capsaicina de la pimienta negra favorece el incremento de la temperatura corporal -ya que está especia, al igual que el jengibre, posee efecto termogenico- y por ello, un chai latte de cúrcuma es una de las formas más deliciosas de entrar en calor en esta época del año.

En versión salada, tenemos la deliciosa sopa de miso; procedente de la soja fermentada con sal marina y con otros cereales -por ejemplo, con cebada o mijo- el miso es una pasta que, añadida al agua hirviendo, proporciona una sopa de sabor salado y contundente. Su color es variable en función del tipo de miso y de su grado de fermentación, y se trata de un alimento de tradicion milenaria en Asia y Japón. 

Su elevado contenido en prebioticos hace de la sopa de miso un elemento idóneo para recuperar el equilibrio de la flora intestinal; al tratarse de un fermento, su contenido en enzimas lo hace muy recomendable para situaciones de alteración gastrointestinal, así como para regenerar la flora tras la toma de antibióticos o de medicamentos susceptibles de influir en el sistema digestivo.

Contiene además lecitina de soja y ácido linoleico, que contribuyen a la prevención de la aterosclerosis mediante su contribución a la reducción de los niveles de colesterol en sangre, así como a la flexibilidad de los vasos sanguíneos.

Para las mujeres, su importante contenido en isoflavonas de soja lo hace especialmente interesante, tanto para el mantenimiento de la buena salud de la piel, cabello y sistema hormonal, como para su consumo durante la etapa de la menopausia y premenopausia. 

No en vano, las mujeres asiáticas son conocidas tanto por su excelente piel como por su favorable proceso de envejecimiento, que deben mucho al consumo habitual de soja en las sociedades orientales.

Recomendamos su consumo acompañado de verduras como el cebollino, el puerro o algas como el alga wakame o el alga nori. Bien calentito, un tazón de sopa de miso reconforta a cualquiera!! 

Eso sí: debido a su alto contenido en sodio, no está recomendado para personas con hipertensión.
Esperamos haber colaborado a daros ideas de como cuidaros en otoño, y no os perdáis los próximos posts, en los que llevamos trabajando mucho!!!

Buen martes amig@s!!!

(Imagenes; Sha Wellness; Producción propia mariadellamare.wordpress.com; DO Ribeira Sacra; La Tetereta)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s